Lo normal durante el embarazo es que la nueva madre se cuide y se prepare con todo lo necesario para la llegada del bebe. Entre todos los preparativos siempre está algo muy importante, el carrito para él bebe. Esta compra siempre supone ser una de las más difíciles por la gran cantidad de coches que hay en el mercado y a la vez representa un gasto relativamente moderado.

En el mercado siempre hay marcas famosas que no vienen siendo la más adecuadas para ti, comprar un carrito es una compra personal. Porque ninguno se quiere llevar a casa un carrito grande, pesado, con múltiples accesorios que al final no tenga ninguna utilidad real.

¿Qué es lo que se debe hacer? Sigue esta guía por favor

  • Primero: no se debe hacer una compra impulsiva. No hay que dejarse llevar por las modas, por el diseño, por el número de piezas o por el número de accesorios que pueda incluir un modelo en específico. Puede que al final del día te estés llevando a casa una especie de bulto que al final, no quepa ni por la puerta solo porque te dejaste llevar en su momento y aunque parezca mentira es algo que ocurre con más frecuencia de lo que se piensa.
  • Segundo: fíjate cómo eres tú, es decir, si eres alto, bajo, viajero, si los manillares te quedan cómodos a la mano y demás cosas que pueden resaltar. También debes pensar en lo que harás a diario con tu hijo, un paseo por la ciudad, un paseo por el campo, si tienes coche, si entras mucho en autobuses, en comercios pequeños, todo esto definirá mejor el tipo de carrito que queremos comprar y que de verdad te será útil.
  • Tercero: Piensa bien cuales son todas tus opciones. A veces las marcas nos hacen ver que necesitamos gran cantidad de accesorios cuando en realidad no es así, además es un hecho que mientras más accesorios, más caro será el carrito. La mayoría de carritos se venden por piezas y estas suelen venir en modelos de trio que admiten todo tipo de combinaciones.
  • Cuarto: fíjate mucho en el presupuesto que tienes a la mano y piensa a la vez como si fuera una inversión, me explico, debes verlo como una inversión si es tu primer hijo y planeas tener el segundo pronto, si deseas esperar unos añitos hasta el siguiente, esto te ayudara a elegir mejor el modelo correspondiente a lo que desees hacer. Lo otro es que no gastes exagerado dinero en un carrito de marca que se vaya casi a los 1000 euros cuando hay opciones de 300 euros que pueden cumplir exactamente las mismas funciones.
  • Quinto: fíjate muy bien en estas características que le pueden hacer la vida más fácil a la familia:
  • Peso completo de todo el conjunto: ya que después lo tienes que cargar con toallas y demás
  • Dimensiones: tanto cuando están abiertos como cuando están plegados, que no haya sorpresas cuando llegues a casa
  • Manillar adaptable: esto permite que cualquier miembro de la familia lleve con comodidad el carrito.
  • Ruedas grandes y gruesas: dependiendo de la cantidad de ruedas, varía el giro y la estabilidad.
  • Capota grande: esto evitara el molesto uso de sombrillas y tener más cosas encima
Share This